martes, 8 de septiembre de 2009

1. Lischetti, M: "Antropología". Eudeba. 1993. Pág. 11/31.

- Caracterización de la antropología como ciencia-

La antropología apunta a un conocimiento global del hombre, aspira a un conocimiento aplicable al conjunto de la evolución del hombre. El campo de intereses de la antropología es vasto. Cubre todas las épocas, todos los espacios, incorporando en las últimas décadas estudios en sociedades complejas. Cubre tanto la dimensión biológica como la dimensión cultural. Pretende explicar tanto las diferencias como las semejanzas entre los diferentes grupos humanos. Pretende dar razón tanto de la continuidad como del cambio de las sociedades.
La antropología aporta como producto básico de su práctica el descubrimiento y la objetivación del “otro cultural”. Como ciencia especifica, la antropología aparece recortando un sector particular, el de grupos étnicos y socioculturales no europeos y ulteriormente, no desarrollados.
Ese “otro cultural”, objeto de la antropología, habrían sido en el transcurso del desarrollo histórico de la disciplina en primer término, los pueblos etnográficos o conjuntos sociales antropológicos, luego los campesinos y por último, las clases subalternas. Todos estos “otros” aparecen como ejemplos de una “diferencia”. Esas otredades poseen diferencias de signo distinto; lo único que tienen en común es la afirmación de la diferencia.
En la actualidad, el campo de estudio de la antropología es la sociedad en su conjunto.
La sociología se constituye como la ciencia de “nosotros” y la antropología como la ciencia de los “otros”.

Para Firth, el antropólogo puede ser clasificado como un sociólogo que se especializa en la observación directa sobre el terreno y a pequeña escala, y conservando en cuanto a la sociedad y a la cultura, un cuadro conceptual que acentúa la idea de totalidad.
Aunque los objetos de la investigación de la Antropología sean, en la actualidad, problemas de nuestra propia sociedad, se la sigue considerando como estando alejada de lo occidental.

Los datos de la antropología proporcionan el conocimiento de toda la historia cultural del hombre, desplegada en la diversidad de la experiencia humana.
No se conforma sólo con la descripción de la diversidad human, aspira también a proporcionar un conocimiento científico de la sociedad.
El papel de la antropología sería el de cuestionadora de cada sociedad particular. La metodología ha sido tradicionalmente inductivista y empirista.
Se configuran diferentes ramas de la antropología general, centradas en distintos aspectos o dimensiones de la experiencia humana.
- La antropología biológica o física fundamenta los demás campos de la antropología en nuestro origen animal.
- La arqueología destierra los vestigios de culturas de épocas pasadas.
- La lingüística antropológica aporta el estudio de la gran diversidad de lenguas habladas por los seres humanos.
- La antropología cultural, (Tradición de EEUU, privilegia concepto de cultura)
- La antropología social (Gran Bretaña), y la etnología (Francia) se ocupan de la descripción y análisis de las culturas del pasado y del presente. Privilegian los conceptos de estructura y de función.
Otra distinción en las denominaciones es la que existe entre Etnográfia y Etnología.
Etnografía → Se denomina así al trabajo sobre el terreno. Toma generalmente la forma de un trabajo monográfico, que contiene la descripción de un grupo limitado. Etnografía como descripción de las culturas.
Etnología → teorización acerca de las descripciones de las culturas.

II. Situación histórica y conocimiento en antropología
El colonialismo ha sido la condición necesaria de la aparición de la antropología.
Pierre Bonte distingue 5 periodos históricos- científicos en el desarrollo de la antropología:

Siglo XV:
-Descubrimiento occidental del mundo.
-Desarrollo del capitalismo mercantil y del comercio de esclavos.
-Acumulación primitiva del capital. Descubrimiento del “mundo salvaje”

Siglo XVIII:
-Liquidación de la esclavitud e inicio del colonialismo propiamente dicho.
-Formación del capitalismo industrial occidental y nuevas posibilidades de acumulación de capital.
-La dicotomía “salvaje- civilizado”, se convertirá en “primitivo- civilizado”.

1850 a 1880:
(Entrada en la fase imperialista de reparto del mundo y origen de las conquistas coloniales. (Repitiendo la dicotomía anterior “primitivo- civilizado” la antropología se constituye como disciplina independiente y comparte con las ciencias de la época la ideología del evolucionismo.

1920 a 1930:
(Implantación definitiva y triunfante del sistema colonial.
(Critica al evolucionismo.
(Constitución de la antropología clásica y de sus diversas escuelas científicas que definen los métodos de observación y análisis.

1950 a 1960:
-Desarrollo de los movimientos de liberación nacional y comienzo de los procesos de descolonización.
-La antropología plantea de nuevo su objeto y su relación con el mismo.

Caracterización del tercer periodo de Bonte. Europa del siglo 19

El año 1870 marcó para Europa el inicio de un largo período de paz. El éxito al congelar las tensiones europeas se obtuvo a expensas del resto del mundo, que precisamente en aquellos años fue escenario de luchas continuas y objeto de reparto entre las grandes potencias. El sentimiento de superioridad de los blancos estaba asociado al gran progreso económico que en aquellos años había efectuado Occidente. En este magno proceso de crecimiento y reestructuración del sistema económico occidental deben buscarse las causas profundas de la expansión colonial. Hubo una importante y prolongada crisis denominada “gran depresión” caracterizada por una producción superior a la capacidad de absorción de los mercados.
El sistema productivo occidental se encontró por lo tanto frente a la necesidad de reestructurar por completo sus bases, condición indispensable para no incurrir en un auténtico desastre económico. Europa estaba cerrada por barreras aduaneras, las potencias comenzaron a buscar en otra parte las salidas para sus productos. Los grandes monopolios en formación debían asegurarse un rendimiento continuo e invertir en áreas ventajosas el exceso de capitales que su gran vitalidad económica les permitía acumular. En Europa esto no era posible. La posesión exclusiva de regiones ricas en materias primas constituía una necesidad cada vez más esencial para los grandes grupos económicos. El imperialismo se convirtió en la doctrina política de Gran Bretaña y luego le siguieron Francia, Bélgica, Alemania, Holanda y Portugal. Esta era la situación de la economía política en la Europa del siglo 19.

La antropología, a la que se le confiere en virtud de la división del trabajo científico el estudio de las culturas diversas, diferentes de la cultura occidental, debe colocarse necesariamente ante la situación colonial.
La situación colonial es la dominación impuesta por una minoría extranjera racial y culturalmente diferente, que actúa en nombre de una superioridad racial o étnica y cultural, afirmada dogmáticamente. Dicha minoría se impone a una población autóctona que constituye una mayoría numérica, pero que es inferior al grupo dominante desde el punto de vista material. Esta dominación vincula en alguna forma la relación entre civilizaciones radicalmente diferentes.
La situación colonial nace de la conquista y se desarrolla a partir del establecimiento de relaciones entre dos seres sociales, entre dos civilizaciones. Conoce en el curso de su desarrollo una serie de tiempos fuertes y débiles en la presión ejercida por el grupo dominante.
Balandier distingue tres tipos de empresas dentro de su caracterización de la situación colonial:
La empresa material: control de la tierra, economía ligada a la metrópoli.
La empresa política y administrativa: control de autoridades legales, control de la justicia.
La empresa ideológica: tentativas de desposesión religiosa para permitir la evangelización.
Los colonizados prueban la situación colonial como una empresa de desposesión material y espiritual.
Es sobre esta situación histórica concreta que se va a desarrollar la antropología clásica. El colonialismo no es sólo expansión y dominación económica, sino también dominación y etnocentrismo culturales. El colonialismo supone la creencia en una sola cultura.

En todos los tiempos se ha colonizado pero a fines del siglo 19 se va a pretender además, estudiar científicamente los pueblos que se colonizan y colonizar científicamente.
Las escuelas antropológicas que dominan la historia de la expansión colonial de los siglos 19 y 20 son el evolucionismo y el funcionalismo.

Para los pensadores originales del siglo 18 los salvajes son los representantes contemporáneos de los hombres de origen o próximos al origen.
En cambio para los pensadores evolucionistas, el primitivo es el representante del estadio primero de la sociedad.
El origen es concebido en el siglo 18 como lo auténtico, en tanto que en el siglo 19 será concebido como lo simple y lo inacabado. En la medida en que el origen es lo auténtico, se pueden obtener de él enseñanzas teóricas y prácticas.
Las propiedades generales de las sociedades son comparables; tienen preocupación e intereses comunes. Y es así, como el interés y las preocupaciones de las sociedades salvajes son las mismas que las de Europa.
Hacia 1860 la reflexión antropológica toma un nuevo rumbo. Entre 1860 y 1880 aparecen las obras clásicas de Tylor y Morgan. El contenido de las mismas explican que las sociedades están alineadas según un continuo homogéneo y único, jalonado por cortes: “estadios de avance”.
Ya ha caído en desuso la ideología del buen salvaje y ha sido suplida por la de la superioridad de la sociedad civilizada o industrial. Dentro de esta corriente de ideas, a la antropología le cabe como tarea la descripción de esas sociedades atrasadas antes de que sean trasformadas por Occidente.
Europa tiene el derecho y el deber de abrir los pueblos coloniales a la civilización. La especificidad de la colonialización contemporánea no es sólo el hecho de una sociedad que se cree superior, sino el hecho de una sociedad que cree fundamentar su superioridad en la ciencia y especialmente en la ciencia social.

La asimilación constituye el objetivo de la colonización en la perspectiva evolucionista. O sea, la entrada de todas las sociedades no occidentales en la órbita de la “civilización”.

La penetración colonial supone dos procesos conjuntos: la apropiación y privatización de la tierra y la producción de mano de obra barata. Estos procesos se sostienen sobre los siguientes supuestos:
a) considerar que lo “descubierto” no pertenece a nadie;
b) invocar causas legales;
c) legitimar los hechos de apropiación por la superioridad intrínseca de los europeos y por la incapacidad de los pueblos no europeos.

El funcionalismo va a surgir en el seno mismo de la ideología evolucionista como la necesidad que tiene la colonización de conocer las instituciones locales, para lo cual se requiere el análisis de las estructuras sociales indígenas.
Se deja el aspecto conjetural reconstructivista del evolucionismo en pos de un análisis empírico de los hechos y que va a devenir análisis sincrónico.
La técnica de trabajo de campo se va a imponer para cumplimentar los objetivos del funcionalismo.
El método funcional va a poner su interés en las relaciones existentes entre costumbres, instituciones y aspectos culturales.
El antropólogo deberá ahora permanecer largamente sobre el terreno para comprender a la sociedad en su interioridad.
La antropología, con el funcionalismo, deja de ser el mirador de la civilización ante las costumbres “aberrantes”. Es el mirador de la sociedad industrial ante la vida auténtica.
El funcionalismo se define por contraste con las otras corrientes que lo han precedido.

A partir de la segunda guerra mundial, se abandonan las concepciones relativistas, se asume un neoevolucionismo que mide el adelanto de las sociedades humanas por cantidad de energía consumida por habitante. Y el mundo queda dividido en países desarrollados y sub-desarrollados.

7 comentarios:

  1. cristian holaaaa creo q te falto la de conrad q es la 4742 cualquier cosa te la paso again saludossss. luckas.

    ResponderEliminar
  2. como odio antroppologiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa....... carajooooooooooooooooooooooooo lischetti de mierdaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. lischeti te la comes puta de mierdaaaaaaaaaaa mal cojidaaaaaaaaaaaaaaaaaaa,

    ResponderEliminar
  4. Que a vos no te guste la cátedra de antropología no te da derecho a insultar a la autora...

    ResponderEliminar
  5. En que sentido el desarrollo del colonialismo delimito el campo de estudio de la antropologia y que consecuencias trajo el proceso de descolonizacion a la antropologia ?
    Si me podes dar una mano te lo agradeceria mucho ¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. que linda materia me gusta mucho amo lo que estudio

    ResponderEliminar